Condensaciones y humedades: cuatro consejos para evitarlas

25 de noviembre de 2020

La humedad alrededor de la ventana es algo que cada uno de nosotros hemos podido sufrir en algún momento. Si los marcos de la ventana tienen puntos negros o el cristal de la propia ventana muestra vaho, es muy probable que tengas humedades por condensación.

Este fenómeno suele aparecer por la mañana, a primera hora, cuando hace más frío y nuestro hogar ha acumulado humedad (por nuestras respiraciones, por la falta de ventilación…).

Escoger un tipo de ventana adecuado para nuestro hogar e instalar cristales de baja emisividad es fundamental para reducir de manera importante la pérdida de calor y dar lugar a humedades. Pero hay más: te contamos cuatro consejos que te van a ayudar a evitar las condensaciones y humedades.

Ventanas con rotura del puente térmico para evitar las condensaciones y humedades

Cuando las ventanas no tienen la calidad suficiente, pueden adolecer de rotura de puente térmico. El puente térmico, recordemos, es una zona donde se transmite más fácilmente el calor, tanto por el material como por el espesor de este.

Las ventanas con PVC y marcos de aluminio suelen contar con esta ventaja, por lo que son buenas aislantes y se consigue un ahorro de energía, según algunos estudios, de hasta un 45% en invierno y un 30%. Te hablamos más de ello a continuación.

Ventanas de PVC para evitar la humedad

El cerramiento propio de las ventanas de PVC elimina completamente el problema de la humedad. El PVC es un material no conductor, que aísla y no genera puntos fríos que, a posteriori, se convierten en el desencadenante de los citados problemas de condensaciones y humedad.

En WINDOWS & GLASS, recuerda, somos distribuidores oficiales de sistemas KÖMMERLING, fabricante Nº1 de PVC a nivel mundial, garantizando las mejores prestaciones del mercado. Los sistemas de PVC KÖMMERLING son el referente del sector, el sofisticado desarrollo de sus perfiles de marcos y hojas que ajustan perfectamente consiguen total hermeticidad y estanqueidad.

Ventilar con frecuencia

Puede parecer una obviedad, pero abrir las ventanas nos quitará parte de este problema; ventilar a diario propicia que circule mejor el aire y, así, se prevenga la salida de humedades. En este sentido, evitar cerrar puertas de paso de las habitaciones, será positivo.

Asimismo, es básico conseguir en la casa una temperatura promedio, ni muy caliente ni muy fría; los contrastes acusados favorecen los episodios de condensación.

Ventanas de aluminio, otro aliado contra la humedad

Las ventanas de aluminio pueden protegernos de la humedad, siempre que tengamos una serie de cuidados con ellas:

  • Elegir el cristal adecuado.
  • Utilizar en cocinas y baños extractores y deshumidificadores.
  • Como decíamos anteriormente, ventilar la vivienda.
  • Dejar circular el aire interior.

Cerrado por vacaciones

Puede solicitar información o presupuesto a través de nuestro
formulario de contacto y le responderemos a la mayor brevedad posible

Disculpe las molestias